Los caballeros medievales en el Arte está bajo Licencia Atribución-No Comercial-sin Derivadas Licencia Creative Commons

viernes, 16 de enero de 2015

Las esculturas de Villasandino (Burgos)

El Museo Provincial de Burgos conserva cuatro interesantes esculturas funerarias talladas en madera.
Proceden de la Iglesia de la Natividad de Villasandino (Burgos) y se fechan a finales del siglo XIII o principios del siglo XIV

 
 Escultura de dama y caballero(final siglo XIII, Museo Provincial de Burgos)  
 
A mi me parecen muy interesantes por varios motivos:
El primero es que durante el último cuarto del siglo XIII podemos ver las primeras representaciones de los  caballeros o personajes esculpidos, de cuerpo entero, en su monumento funerario.
Esto, claro está, personaliza el monumento, no es sólo su heráldica sino su propia imagen la que ayudará a propios y extraños a recordarle, ya que imagino que se buscaría una representación lo más fidedigna posible del personaje.
Por otro lado los caballeros se visten con su mejor atuendo, militar o civil, para ser recordados con aquellos atributos que más los caracterizaron o definieron en vida.

 
En esta época es clásica la representación del caballero que sostiene una halcón en su mano, ya que la cetrería era, además de uno de sus entretenimientos preferidos, un símbolo de su posición y estatus social.
El atuendo militar al completo junto con su espada no pueden faltar en aquellos hombres cuya vida y status estaba tan ligada a la actividad militar.
La mayor parte de las esculturas de este periodo que han perdurado están hechas en piedra y no dejan de tener ciertos rasgos de hieratismo.
Éstas, realizadas en madera, constituyen un ejemplo de conservación singular de un tipo de "esculturas funerarias en madera" que debieron estar más extendidas de lo que imaginamos ya que resultarían mucho más asequibles y baratas de encargar.
 
Otro de los caballeros viste una larga túnica con capucha de tejido que le protege la cabeza, lleva un casco semiesférico algo achatado en la frente y reforzado en su circunferencia. Sobre el pecho le cruza un tahalí (realizado en cuero sobre la madera), del que pende una espada que sostiene con ambas manos (falta la mano derecha y la empuñadura)
 
Las esculturas de madera podían estar pintadas o "aderezadas" con añadidos de tela, cuero...
Éstas, como se puede ver en algunas partes de las mismas, estaban policromadas. Se aprecia como sobre la madera colocaban una capa blanquecina, una especie de estuco, sobre la que luego pintaban.  
En cualquier caso aún en la desnuda madera, estas estatuas tienen una prestancia y una naturalidad que no consiguen las esculturas contemporáneas a ellas realizadas en piedra.

Como podéis ver, una razón más para visitar el magnífico Museo Provincial de Burgos.

Fotografías: del autor del blog.

2 comentarios:

  1. Sus blogs son un descubrimiento afortunado. Paso a enlazarlos en el mío.

    Un saludo de su nuevo lector.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por su comentario y por enlazar mis blogs en el suyo. Me alegro mucho de que le resulten de interés. He visto su blog y es muy interesante.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar